CONTENIDO

Los 3 pilares:

  1. La Presencia Integral
  2. El proceso
  3. Coaching IP

Los pongo en el orden de importancia que les atribuyo, aunque cada elemento contribuye y profundiza al otro.

La Presencia Integral es un camino de crecimiento, un proceso de cambio interno. Es a la vez una herramienta (una práctica) y un resultado (un estado del ser que surge naturalmente de la práctica). Incluye 21 elementos que comportan dos aspectos esenciales: vivir "aquí y ahora" y alcanzar su máximo potencial en todo momento.

Para los aspectos de nuestra vida en los que nos sentimos atascados o limitados, la formación nos compromete a transformar los obstáculos que nos impiden vivir plenamente para liberar todas nuestras capacidades y dar la bienvenida a todo Lo Bueno que la Vida nos ofrece. A los momentos en que emprendemos las acciones para nuestra transformación y los momentos alquímicos de cambios intensos les llamamos "proceso". El marco y el paradigma que aplicamos en nuestra formación es "el camino de la transformación" según Eva Pierrakos. Se adjunta una conferencia de Eva que responde a la pregunta "¿Cuál es el camino?" Está claro que ese camino conduce a más Presencia Integral como resultado, pero a menudo se pasa por alto que la Presencia Integral en sí misma promueve, estimula y alimenta el camino de la transformación. Ella es un poderoso catalizador.

El coaching es un conjunto de herramientas especializadas para acompañarse a sí mismo y a otros en el camino de la autorrealización integral. Este camino está en conexión directa con todas las dimensiones de la vida humana: salud, equilibrio mental y emocional, bienestar, realización, vida relacional, vida social, vida profesional, integración en la sociedad, convertirse en ciudadano cósmico y la espiritualidad. Facilitar coaching o recibir coaching fortalece la Presencia Integral y contribuye al proceso. Además, constato en mí y en todos mis alumnos que acompañar a otro acelera el proceso tanto para el que acompaña como para el que es acompañado. Finalmente, lo que puede no ser obvio al principio, pero se hace cada vez más claro para todos los estudiantes avanzados es que, después de todo, es la Presencia Integral la que es portadora esencial de todo coaching.

ANÁLISIS BIOENERGÉTICO “LAS 5 HERIDAS”

Para facilitar la comprensión de lo que significa un análisis Bioenergético he escogido un fragmento del libro “Las 5 heridas” de la autora Lise Bourbeau.

“Las 5 heridas que impiden ser uno mismo”

(…) todos los problemas físicos, emocionales o mentales provienen de cinco heridas principales: rechazo, abandono, humillación, traición e injusticia (…)

(…) para la mayoría de los humanos, el nacimiento conduce a una amnesia casi total en todo lo que sucedió antes. Entonces, aunque nos damos cuenta de que hemos elegido encarnarnos en la Tierra para experimentar y aprender a través de todo lo que vivimos, llega un momento en que tenemos más que suficiente de dar vueltas y más vueltas en nuestro viaje personal. Sin embargo, la no aceptación no evita que algunas experiencias desagradables se repitan.

Según la autora, la mayoría de los niños pasan por cuatro etapas. “Después de experimentar la alegría de ser él mismo, la primera etapa de su existencia, conoce el dolor de no tener derecho a ser él mismo, que es la segunda etapa. Luego viene el período de crisis, la rebelión, la tercera etapa. Para reducir el dolor, el niño se resigna y acaba creando una nueva personalidad para convertirse en lo que otros quieren que sea. Algunas personas permanecen atrapadas en la tercera etapa a lo largo de su vida, es decir, están constantemente en reacción, enojadas o en crisis.

Es durante la tercera y cuarta etapas que creamos varias máscaras (nuevas personalidades) que sirven para protegernos del sufrimiento experimentado durante la segunda etapa. Estas máscaras son cinco y corresponden a cinco heridas básicas importantes experimentadas por los humanos” (…)

1 - Características de la herida por RECHAZO

Despertar de la herida: desde la concepción hasta un año. No sentir el derecho a existir. Con el progenitor del mismo sexo.

Máscara: Huidiza

Cuerpo: Contraído, estrecho, delgado o fragmentado.

Ojos: pequeños, con impresión de miedo o máscara alrededor de los ojos.

Vocabulario: "nulo" / "nada" / "inexistente" / "desaparecer"

Carácter: Separado de lo material. Perfeccionista.
Intelectual. Pasa de fases de gran amor a fases de odio profundo. No cree en su derecho a existir. Dificultades sexuales. Cree ser nulo, que no vale nada. Busca la soledad. Habilidad para ser invisible. Encuentra todos los medios para escapar. Parte hacia el Astral fácilmente. Se cree incomprendido. Dificultad para dejar vivir a su niño interior.

Miedo mayor: pánico.

Alimentación: apetito cortado por las emociones o el miedo, porciones pequeñas. Para huir: azúcar, alcohol o drogas. Predisposición a la anorexia.

Posibles enfermedades: piel / diarrea / arritmia / cáncer / problemas respiratorios / alergias / vómitos / desmayos / coma / hipoglucemia / diabetes / depresión / suicidio / psicosis.

2- Características de la herida de ABANDONO

Despertar de la herida: entre uno y tres años con el progenitor del sexo opuesto. Falta de alimentación emocional o del tipo de alimentación que desea.

Máscara: Dependiente

Cuerpo: largo, delgado, falto de tono, flaccidez, piernas débiles, espalda curva, los brazos parecen demasiado largos y cuelgan hacia abajo, las partes del cuerpo caídas o fláccidas.

Ojos: Grandes, tristes. Mirada que ejerce tracción, que absorbe.

Vocabulario: "ausente", "solo", "no lo puedo soportar", "me dejo atropellar”, "no me dejan"

Carácter: Víctima. Se fusiona. Necesita presencia, atención, apoyo y especialmente sostén. Dificultad para hacer o decidir cualquier cosa solo. Pide consejo y no necesariamente lo sigue. Voz de niño. Dificultad para que le digan que no (para aceptar un rechazo). Tristeza. Llora fácilmente. Atrae la lástima. Un día feliz, un día triste. Se aferra físicamente a los demás. Psíquico. Estrella. Busca la independencia. Ama el sexo.

Miedo mayor: soledad.

Alimentación: Buen apetito. Bulimia. Le encantan los alimentos blandos. Come despacio.

Posibles enfermedades: espalda, asma, bronquitis, migrañas, hipoglucemia, agorafobia, diabetes, glándulas suprarrenales, miopía, histeria, depresión, enfermedades raras que atraen más la atención, enfermedades incurables.

3 - Características de la herida de HUMILLACIÓN

Despertar de la herida: entre uno y tres años con un progenitor que se ha ocupado de su desarrollo físico. Suele ser la madre. Falta de libertad. Sentirse humillado por el control de este progenitor.

Máscara: Masoquista

Cuerpo: Gordo, redondito, talla corta, cuello grande y abultado, tensiones en el cuello, garganta, mandíbula y pelvis. Cara redonda, abierta.

Ojos: Grandes, redondos, abiertos e inocentes de un niño.

Vocabulario: "ser digno", "ser indigno", "pequeño", "grande"

Carácter: frecuentemente avergonzado de sí mismo y de los demás o temeroso de la vergüenza. No le gusta ir rápido. Conoce sus necesidades pero no las escucha. Carga mucha responsabilidad sobre sus espaldas. Controla para evitar la vergüenza. Se siente sucio, desalmado, impuro o menos que los demás. Se fusiona. Se las arregla para no ser libre porque "ser libre" significa "ilimitado". Si no tiene límites, tiene miedo de desbordarse. Juega a ser madre. Hipersensible. Se castiga creyendo castigar al otro. Quiere ser digno. Una vida de asco. Vergüenza a lo sexual pero sensual sin escuchar sus necesidades sexuales. Compensa y recompensa con comida.

Miedo mayor: libertad.

Comida: ama los alimentos ricos en grasas, chocolate. Bulímico o varias porciones pequeñas. Avergonzado de comprar o comer "golosinas"

Enfermedades posibles: espalda, hombros, garganta, amigdalitis, laringitis, problemas respiratorios, piernas, pies, venas varicosas, esguinces, fracturas, hígado, glándula tiroides, picazón en la piel, hipoglucemia, diabetes, corazón.

4 - Características de la lesión de TRAICIÓN

Despertar de la herida: entre dos y cuatro años con el progenitor del sexo opuesto. Ruptura de la confianza o expectativas insatisfechas en el amor / conexión sexual. Manipulación.

Máscara: Controladora

Cuerpo: exhibe fuerza y ​​poder. En los hombres, hombros más anchos que las caderas. En las mujeres, las caderas son más anchas y fuertes que los hombros. Pecho abombado. Vientre abombado.

Ojos: mirada intensa y seductora. Ojos que ven todo rápidamente.

Vocabulario: "disociado", "¿entendiste?", "soy capaz", "déjame hacerlo solo", "lo sabía", "confía en mí", "no confío en él"

Carácter: Se siente muy responsable y fuerte. Busca ser especial e importante. No cumple sus compromisos y promesas o se obliga a cumplirlas. Miente fácilmente. Manipulador. Seductor. Muchas expectativas. Estado de ánimo desigual. Convencido de tener razón e intenta convencer al otro. Impaciente. Intolerante. Comprende y actúa rápidamente. Eficiente para ser notado. Comediante. Confía con dificultad. No muestra su vulnerabilidad. Escéptico. Miedo a la falta de compromiso.

Mayor miedo: a la disociación; la separación; la negación.

Comida: buen apetito. Come rápido. Agrega sal y especias. Puede controlarse cuando está ocupado pero pierde el control después.

Posibles enfermedades: enfermedades de control y pérdida de control, agorafobia, espasmofilia, sistema digestivo, enfermedades que terminan en "itis", herpes oral.

5 - Características de la herida por INJUSTICIA

Despertar de la herida: entre cuatro y seis años con el progenitor del mismo sexo. Tiene que actuar y ser perfecto. Bloqueo de la individualidad.

Máscara: Rígida

Cuerpo: recto, rígido y lo más perfecto posible. Bien proporcionado. Nalgas redondas. Talla pequeña ajustada por prenda o cinturón. Movimientos rígidos. Piel clara. Mandíbula apretada. Rigidez en el cuello. Erguido por orgullo.

Ojos: mirada brillante y viva. Ojos claros.

Vocabulario: "no hay problema", "siempre / nunca", "muy bueno / muy bien", "muy especial", "precisamente", "exactamente", "seguro", "¿de acuerdo?"

Carácter: Perfeccionista. Envidioso. Corta sus sentimientos. Cruza los brazos con frecuencia. Potente para ser perfecto. Demasiado optimista. Animado, dinámico. Se justifica mucho. Dificultad para pedir ayuda. Puede reírse por nada que oculte su sensibilidad. Tono de voz seco y rígido. No admite que tiene problemas. Duda de sus elecciones. Se compara con lo mejor y lo peor. Dificultad para recibir en general. Encuentra injusto recibir menos y aún más injusto recibir más que otros. Dificultad para divertirse sin sentirse culpable. No respeta sus límites, se exige mucho. Se controla. Le encanta el orden. Raramente enfermo, duro con su cuerpo. Colérico. Frío y con dificultad para mostrar afecto. Le encanta tener una apariencia sexy.

Mayor miedo: frialdad

Comida: prefiere los alimentos salados a los dulces. Ama todo lo que es crujiente. Se controla para no engordar. Se justifica y se avergüenza cuando pierde el control.

Posibles enfermedades: agotamiento, profesional, anorgasmia (mujer), eyaculación precoz o impotencia (hombre). Enfermedades que terminan en "itis" como tendinitis, bursitis, artritis, etc. Tortícolis, estreñimiento, hemorroides, calambres, circulación sanguínea, hígado, venas varicosas, problemas de la piel, nerviosismo, insomnio, mala visión.

El primer paso para curar una herida es reconocerla y aceptarla, sin estar de acuerdo con el hecho de que está allí, nos recuerda Lise Bourbeau en el último capítulo dedicado a la transformación de las máscaras y a la curación de heridas.

“Las 5 heridas” de Lise Bourbeau

RELACIÓN DE IP
CON EL ANÁLISIS BIOENERGÉTICO

Los conceptos de estructuras de carácter que ofrece el análisis bioenergético son potencialmente tan beneficiosos como perjudiciales. Y esto es aún más importante considerarlo en un contexto de energías sutiles donde operamos con un estado de consciencia amplio y profundo. Este contexto multidimensional amplifica el impacto de nuestro apoyo e intervención. Todo depende de la intención detrás de nuestra mirada y de nuestra intervención. Esto subraya una vez más la importancia de nuestro alineamiento en la Presencia Integral. El eslogan que aprendí de Barbara Brennan me sigue siendo útil para mantener una perspectiva adecuada en el uso de las herramientas de análisis bioenergético: "Las estructuras de carácter no son quienes somos. ¡Son exactamente quienes no somos! ". Con este juego de palabras nos recuerda que debemos mantener nuestros ojos (y nuestra identificación) en el Ser Auténtico que es bueno, bello, natural, sincero y arraigado en la realidad. Las estructuras de carácter son todos los mecanismos, defensas, máscaras y estrategias que hacen vernos diferentes de lo que realmente somos.

Si el conocimiento de las estructuras de carácter nos ayuda a desarrollar una mayor comprensión de nosotros mismos o de los demás, manteniendo las actitudes correctas de la plena consciencia (mentalidad abierta, empatía, compasión, no juzgar, curiosidad, ecuanimidad) entonces este conocimiento es útil para acompañarnos a nosotros mismos o a otros de un estado de sufrimiento hacia la reconexión con nuestro verdadero ser, que está más allá del sufrimiento. Si por el contrario usamos este conocimiento para ponernos una etiqueta a nosotros mismos o al otro, no hacemos más que reforzar las imágenes y las creencias, que es lo opuesto al objetivo del camino de la transformación.

Cada vez que criticamos, nos juzgamos por lo que está bien o mal, ya sea que analicemos o diagnostiquemos a alguien más o a nosotros mismos, creamos una imagen de enemigo. Toda persona que ha desarrollado un buen observador neutral puede percibir hasta que punto creer los juicios sobre alguien (o sobre uno mismo) condiciona todas las percepciones que uno tiene de esa misma persona.

Ike Lasaster (en su Guía de Comunicación No Violenta para el uso de dirigentes y sus colaboradores) explica que las imágenes de enemigo crean dos problemas principales: deshumanizan a la persona y, por otro lado, crean exactamente lo que uno intenta evitar. Etiquetar a alguien de forma estática es limitar todo el potencial de su humanidad y es condicionarla limitándola, la forma en que nos comportamos. Marshall Rosenberg lo resume diciendo: "Obtienes lo que ves". Cuando un juicio se convierte en una creencia, nuestra mente comienza a filtrar las informaciones disponibles de tal manera que refuerza esa creencia. Esta creencia determina el espectro de nuestras percepciones y se convierte en un mecanismo de refuerzo. Solo percibimos lo que creemos.

Tener imágenes de enemigo es, entonces, la señal de que ya no estamos en plena consciencia sino en la mente, creyendo lo que nos estamos diciendo a nosotros mismos. Cuando nos damos cuenta, ya se ha dado un gran paso. Estamos menos "atrapados" en estas creencias. Y este espacio le permite a nuestro observador neutral escuchar qué preciosa necesidad se esconde detrás de esta creencia. Si luego nos ocupamos de las necesidades reales, abrimos el camino para que la persona real prospere.

Es por estas razones que, en el aprendizaje del análisis bioenergético, primero nos enfocamos en el Yo Superior específico que se oculta detrás de cada estructura de carácter para tejer un vínculo auténtico con la persona real. Luego aprendemos las necesidades reales de esta tipología para evitar primero la confusión creada por las falsas necesidades y luego avanzar hacia la satisfacción de las necesidades reales, que siempre conducen a la paz, la armonía, la alegría y la satisfacción. Así, el Ser Superior se encarna y se expresa a través del alma y la personalidad.

Jan Janssen